miércoles, julio 17, 2024

Importancia de la microbiota en la salud humana, por la Dra. Cristina Moros

Fecha:

La Doctora Cristina Moros, como médico especializada en problemas relacionados con el desequilibrio de la microbiota, se dedica a tratar una variedad de trastornos que pueden afectar la salud, como problemas intestinales de larga duración, dificultades asociadas con la obesidad, enfermedades que afectan a la salud de la mujer, síntomas vinculados a enfermedades autoinmunes, trastornos gastrointestinales derivados de la administración de quimioterapia y radioterapia en pacientes oncológicos, y problemas de desarrollo neurocognitivo, entre otros.

A partir de realizar una evaluación detallada de los síntomas y un estudio de microbiota, se llega a un diagnóstico que deriva en un plan de tratamiento integral, con el objetivo de la mejora de la salud y el bienestar general. En ese sentido, el enfoque de la Dra. Cristina Moros no se limita a recetar solo probióticos o suplementos similares, dado que también es importante examinar y, si es necesario, cambiar aspectos fundamentales del estilo de vida: alimentación, hábitos de sueño, niveles de estrés y actividad física.

El plan de tratamiento propuesto por esta profesional es personalizado y adaptado a las necesidades específicas de cada paciente. La Dra. Cristina Moros, además de su práctica clínica, colabora con instituciones académicas y otras organizaciones dentro del sector de la salud, donde comparte su conocimiento y experiencia.

¿Qué es la microbiota y qué rol juega en el organismo humano?

La microbiota es una comunidad compleja de microorganismos que habitan en diferentes partes del cuerpo humano, como la piel, la boca, el tracto gastrointestinal y el tracto urogenital. Estos microorganismos incluyen bacterias, hongos, virus y arqueas. La microbiota juega un papel esencial en el organismo humano, participando en:

Protección contra microorganismos patógenos: la microbiota compite con los microorganismos patógenos por los nutrientes y el espacio, y produce sustancias antimicrobianas que inhiben el crecimiento de estos microorganismos patógenos.

Digestión y metabolismo: ayuda en la digestión de alimentos que el cuerpo humano no puede descomponer por sí solo, como ciertos tipos de fibra, y produce vitaminas (como la vitamina K y algunas del complejo B) y ácidos grasos de cadena corta que son esenciales para la salud.

Desarrollo del sistema inmunológico: la microbiota educa y modula el sistema inmunológico, ayudándolo a distinguir entre microorganismos benignos y patógenos.

Influencia en el estado de ánimo y comportamiento: hay evidencia que sugiere que la microbiota puede influir en el eje intestino-cerebro, afectando el estado de ánimo, el comportamiento, la salud mental y el desarrollo neurocognitivo.

¿De qué forma la microbiota afecta la respuesta inmunológica del cuerpo?

La microbiota interactúa con el sistema inmunológico de varias maneras:

Modulación del sistema inmunológico: la microbiota estimula el desarrollo de las células inmunitarias y la producción de anticuerpos. Esta interacción ayuda al sistema inmunológico a ser más eficaz en la identificación y eliminación de microorganismos patógenos.

Tolerancia inmunológica: la microbiota ayuda a enseñar al sistema inmunológico a tolerar antígenos no dañinos, reduciendo así la probabilidad de reacciones alérgicas y enfermedades autoinmunes.

Producción de metabolitos: los microorganismos de la microbiota producen metabolitos como los ácidos grasos de cadena corta, que tienen efectos antiinflamatorios y promueven la integridad de la barrera intestinal, impidiendo el paso de microorganismos patógenos al torrente sanguíneo.

¿Cuáles son las afecciones más comunes relacionadas con la microbiota?

Algunas afecciones comunes relacionadas con desequilibrios en la microbiota (disbiosis) incluyen:

Problemas digestivos: Síndrome del intestino irritable (SII), enfermedad inflamatoria intestinal (EII), como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, y diarrea asociada a antibióticos.

Infecciones recurrentes: como las infecciones del tracto urinario y las infecciones por Clostridium difficile.

Síntomas psicológicos: alteraciones en el estado de ánimo, ansiedad y depresión, que están cada vez más vinculadas con desequilibrios en la microbiota intestinal.

Obesidad y síndrome metabólico: la microbiota influye en la metabolización de los alimentos y la regulación del almacenamiento de grasa.

¿Por qué es fundamental mantener un cuidado y seguimiento adecuado de la microbiota?

Mantener una microbiota equilibrada es crucial para la prevención de enfermedades. Un equilibrio adecuado de microorganismos ayuda a prevenir enfermedades digestivas, metabólicas y algunas infecciones. También permite optimizar la función Digestiva y la absorción de nutrientes. Otro aspecto clave es el fortalecimiento del sistema inmunológico y la salud mental, una microbiota equilibrada puede contribuir a una mejor salud mental y bienestar emocional.

¿Cuáles han sido los últimos avances científicos y médicos relacionados con la microbiota?

Los avances recientes en la investigación de la microbiota incluyen:

Terapias de Transplante de Microbiota Fecal (FMT): utilizadas para tratar infecciones recurrentes por Clostridium difficile y actualmente están siendo exploradas para otras afecciones como EII y síndrome metabólico.

Estudios sobre el microbioma y el cáncer: investigación sobre cómo la microbiota puede influir en la respuesta a las terapias contra el cáncer y su potencial en el desarrollo de tratamientos personalizados.

Relación entre microbiota y salud mental: investigaciones que vinculan la microbiota con el eje intestino-cerebro, sugiriendo que los probióticos y prebióticos pueden ser útiles en el tratamiento de la ansiedad y la depresión.

Impacto en la salud reproductiva: estudio de cómo la microbiota vaginal y gastrointestinal influye en la fertilidad y la salud del embarazo.

Los pacientes oncológicos pueden enfrentar varios desafíos relacionados con la microbiota debido a los tratamientos de cáncer:

Alteración por quimioterapia y radioterapia: estos tratamientos pueden desequilibrar la microbiota, causando problemas digestivos y aumentando el riesgo de infecciones.

Inmunosupresión: la microbiota puede verse afectada por la inmunosupresión, lo que puede llevar a un mayor riesgo de infecciones oportunistas.

Nutrición y absorción de nutrientes: los desequilibrios en la microbiota pueden afectar la capacidad del cuerpo para absorber nutrientes esenciales, impactando la nutrición y la recuperación del paciente.

Calidad de vida: la disbiosis puede contribuir a síntomas gastrointestinales y fatiga, afectando la calidad de vida del paciente.

Por tanto, la microbiota tiene mucho impacto en el estado de salud de nuestro cuerpo y por ello es importante asegurarnos que está en buen estado. Cada vez son más las evidencias científicas que indican la importancia de mantener una microbiota sana, no solo intestinal sino la que tenemos por todo el cuerpo.

En este sentido la Dra. Cristina Moros es experta en este tema y gracias a su análisis y tratamientos personalizados puede ayudar a reforzar el sistema protector del organismo. En Medical Center Tuset 34, en el centro de Barcelona, tiene actualmente su consulta y se puede solicitar una visita presencial para resolver toda clase de dudas.

Comparte

Actualidad

Te puede interesar
Relacionado

Panamá, el destino ideal para invertir en una propiedad; Opciones y proyectos

El mercado inmobiliario en Panamá ha experimentado un notable...

Información importante sobre el incremento de los seguros de decesos

Hoy en día, el aumento en el valor del...

España, el país con más eventos de WordPress del mundo

España se ha consolidado tras la pandemia como el...

SwiftFlats, especialistas en la gestión de alquileres por temporadas, vacaciones o largas estancias

Los inmuebles son bienes que siempre pueden convertirse en...