lunes, mayo 20, 2024

Cambia Comiendo, la clínica de Salamanca para prevenir el hipotiroidismo

Fecha:

Alrededor del 9% de las personas adultas en España presentan algún caso de hipotiroidismo, aunque esta cifra podría ser mayor gracias al enorme subregistro existente. Se estima que aproximadamente 1,3 millones de personas padecen los síntomas de esta enfermedad sin ningún tipo de diagnóstico previo. Para la clinica de nutrición en Salamanca y experta en salud alimentaria, Cambia Comiendo, estos datos demuestran que el hipotiroidismo es un problema de salud pública al que es necesario hacerle frente para garantizar a las personas una mejor calidad de vida.

Tiroides y alimentación

Lo primero a tener en cuenta es que el hipotiroidismo es una afección que no tiene cura. Esta enfermedad se produce cuando la glándula de la tiroides no produce las suficientes hormonas para controlar el uso de energía en las células del cuerpo. Entre los síntomas del hipotiroidismo se encuentran la disminución considerable de la energía, la aparición de episodios muy fuertes de estreñimiento, fatiga, cansancio extremo, poca tolerancia a los cambios de temperatura, debilidad y el aumento o pérdida excesiva de peso, entre otros.

A pesar de que existen tratamientos médicos para mejorar la función de la tiroides, también es necesario implementar hábitos de vida saludables que mantengan a las personas activas y que les permitan llevar su salud mejor cada día. Lo anterior implica revisar, entre otras cosas, los hábitos alimenticios actuales para de esta manera implementar los cambios que permitan fortalecer el metabolismo y poder minimizar los efectos secundarios de la medicación.

Aunque no existe una dieta específica que ayude a la tiroides a trabajar de mejor manera, sí es posible equilibrar la distribución nutricional al cuerpo cuando presenta deficiencias en la hormona tiroidea. Lo primero que se debe evitar en una dieta adecuada para pacientes con hipotiroidismo es el exceso grande de yodo. Este halógeno puede generar una hiperactividad en la glándula, lo que descompensa la producción hormonal, incluso con el medicamento. En ese sentido, el exceso de sopas instantáneas y comidas ultraprocesadas cantidades muy grandes puede influir en el correcto funcionamiento del sistema endocrino y, por consiguiente, afectar la tiroides.

Asesoría nutricional de Cambia Comiendo

Sí se está consumiendo levotiroxina o algún otro medicamento de reemplazo de la hormona tiroidea, se debe minimizar la ingesta de alimentos como crucíferas, mostaza, salsa de soja así como los suplementos de hierro, calcio, antiácidos con aluminio y ciertos medicamentos para el control de colesterol Esto se debe a que los componentes nutricionales de estos alimentos y suplementos contienen elementos que alteran la absorción de la hormona de la tiroides y pueden generar un diagnóstico errado en el momento del control.

Para que los pacientes tengan mayor claridad sobre los alimentos que deben consumir durante su día a día, Cambia Comiendo ha desarrollado un servicio completo de asesoría en el que explica a las personas con hipotiroidismo cuál es el plan de alimentación liderado po un nutricionista Salamanca capaz de diseñar una dieta acorde a las necesidades específicas de cada paciente.

Comparte

Actualidad

Te puede interesar
Relacionado

Implementación de un sensor de frente de onda para el Laboratorio de la Facultad de Física, por Wooptix

Wooptix es una compañía experta en metrología óptica que...

Backlinks Global impulsiona o crescimento digital das empresas

Um dos objetivos da transformação tecnológica no setor produtivo...

Gastro Bar La Fábrica Brew Pub, el arte de la cerveza y la gastronomía artesanal

En Cartagena (Murcia) en Calle Angel Bruna, 50 se...

¿Construcción sin complicaciones? Kubysoft ofrece una guía clara

Todas las obras de construcción requieren un manejo eficiente...