domingo, julio 14, 2024

Estafa en la venta piezas de desguace por Wallapop

Fecha:

El encarecimiento de la cesta de la compra y de prácticamente cualquier aspecto relacionado con la economía familiar hace que, cada día, sean más los usuarios que utilizan las plataformas o Apps de venta de productos de segunda mano para ahorrar en sus compras, sobre todo cuando se trata de artículos que suponen una inversión elevada.

Un ejemplo de lo anterior, relacionado directamente con el mantenimiento de los vehículos y la importancia que este tiene para la seguridad vial, es cuándo se trata de sustituir ciertos componentes del vehículo como elementos de carrocería, el motor, la caja de cambios u otras piezas mecánicas. Y es que cada vez son más los usuarios que recurren a Internet y a plataformas como Wallapop para encontrar piezas de desguace económicas con las que poder poner a punto su coche.

¡Y aquí es donde hay que tener cuidado! Hace aproximadamente un año, los medios de comunicación se llenaban de noticias en las que se informaba a los conductores que se había logrado desarticular una banda organizada que se hacían pasar por vendedores de piezas de desguace y llegó a estafar a personas hasta en 7 comunidades autónomas. Asociaciones como AEDRA (Asociación Española del Desguace y Reciclaje del Automóvil), se hicieron eco de las mismas publicando un comunicado en su página web oficial

Sin embargo, y muy a pesar, hoy vuelven a poner en el candelero este tema para alertar a los posibles compradores de recambios usados, a que no confíen plenamente en todo lo que se anuncia en este tipo de plataformas, pues en este caso, y desde el departamento de gestión de RO-DES Recambios – Plataforma online de piezas a nivel nacional – están recibiendo diariamente llamadas de personas que han sido engañadas por una red de individuos que se hacen pasar por su entidad, usando de manera ilícita su imagen corporativa y logotipos, y haciendo creer a los usuarios que están comprando piezas a través de un canal oficial. 

El “modus operandi” de estos vendedores fraudulentos

La mecánica del engaño se repite en cada uno de los casos detectados:

Los compradores localizan en la popular App de venta (Wallapop) de productos de segunda mano, una pieza vendida a través de un supuesto desguace y a un precio considerablemente inferior al que lo suministran los CATV en sus canales oficiales. Tras conversar con el interesado, se le solicita continuar con la gestión a través de WhatsApp indicándole un número de teléfono. 

Después, ya a través de la conocida aplicación de mensajería instantánea, se indica un número de teléfono, generalmente distinto del anterior, para que realice el pago a través de Bizum o proporcionando un número de cuenta al que realizar una transferencia bancaria.

Una vez confirmado el pago, el comprador deja de recibir respuesta a través de cualquiera de las vías de contacto utilizadas e incluso es bloqueado para que le sea imposible seguir enviando mensajes preguntando por los productos que pagó y que nunca recibió.

Esta red criminal emplea sin autorización alguna la identidad comercial de RO-DES Recambios, sus logotipos e imagen corporativa, haciendo pensar a la persona que va a comprar que está realizando una transacción segura y proporcionando todo tipo de información sobre las piezas que anuncia en Wallapop, e incluso facilitando fotografías y enviando un presupuesto por email o WhatsApp en el que también se hacen pasar por la marca, de manera que son muchas las víctimas que ni siquiera llegan a sospechar de que se trata de un procedimiento fraudulento.

No obstante, tal y como se muestra en las siguientes capturas que se han ido haciendo llegar los afectados, hay diversos datos y aspectos que pueden servir para identificar el engaño:

Datos en el perfil de WhatsApp: El horario no se corresponde con el de la empresa y la imagen que muestra -de su edificio- no es la que utiliza la entidad en sus teléfonos corporativos.

Textos en sus mensajes y “presupuestos”: Enviar textos con faltas gramaticales y poco cuidados, algo que en RO-DES se toman muy en serio para que no ocurra. Además, hace referencia a la marca como “desguaces Rodes”, cuándo no se escribe de esta forma. 

Los afectados, al observar que los productos no llegan en plazo a la dirección de entrega que facilitaron y tras no obtener ningún tipo de respuesta de los “vendedores”, tratan de contactar con la empresa y descubren que la persona con que la que estaban hablando es totalmente ajena a RO-DES Recambios, confirmándose el engaño.

Denunciar siempre, independientemente del importe perdido

Tanto si alguien se ha visto envuelto en este engaño, como si se han detectado anuncios en Wallapop u otras plataformas de venta de productos de segunda mano, como Milanuncios, que puedan estar relacionados con el modus operandi quese ha descrito anteriormente, la recomendación es clara: Denunciarlo a las autoridades.

Se sabe que para que sea considerado como delito, la cantidad estafada debe superar los 400 euros. Pero este límite no debería ser una barrera para aquellos que hayan pagado cantidades inferiores, pues cuantas más denuncias y pruebas puedan aportar los afectados, más alternativas tendrán los Grupos de Investigación de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil o la Policía Nacional para poder dar caza a estas personas. 

Por la información que desde RO-DES Recambios han podido recopilar hasta el momento, se sabe que los importes que han perdido los diferentes afectados por esta situación son muy diversos y van desde los 30 a los 3.000 euros, aunque en algunos casos se ha llegado a superar esta última cifra. Por este motivo, y por baja que sea la cantidad estafada, es muy importante ponerlo en conocimiento tanto de nuestra empresa como de las autoridades. 

Se aconseja entrar en el contenido propio de la marca, en donde se podrán encontrar los métodos de contacto para informar sobre el suceso y en donde te informarán de las posibles soluciones.

Otra de las acciones que se pueden llevar a cabo y que se aconseja realizar, es denunciar los anuncios fraudulentos a la misma plataforma de Wallapop, indicando que el perfil es falso y está suplantando la identidad de una empresa real, que no vende este tipo de productos en la App.

¿Qué consecuencias tiene todo esto?

El problema de esto, sobre todo cuando se trata de cantidades elevadas, es que el estafado ya no dispone de presupuesto para realizar una nueva compra, obligándolo a tener parado el vehículo hasta poder asumir el coste de una pieza de características similares, pero en un establecimiento distinto. Además, la burocracia y procedimientos de investigación que han de llevarse a cabo, suelen alargarse bastante en el tiempo y, en la mayoría de ocasiones ni siquiera suponen el retorno del dinero perdido al usuario pues, habitualmente, se trata de personas sin recursos o que se declaran insolventes.

Esta situación influye también en la confianza de los usuarios en un sector cada vez más perjudicado por las malas prácticas y la ilegalidad de unos pocos, que encuentran su beneficio aprovechándose de la inexperiencia y el desconocimiento que muchos tienen en la materia.

También limita la libertad de aquellos establecimientos que sí son legales para ofrecer sus productos a través de canales de venta distintos de su página web oficial o plataformas como RO-DES Recambios, reduciendo las posibilidades de llegar a un número mayor de personas y de aumentar las ventas de los repuestos que sí tiene el CATV en el inventario o almacenadas en sus instalaciones. 

Comparte

Actualidad

Te puede interesar
Relacionado

Asesoría en las reclamaciones por defectos de construcción de la mano de Giménez-Salinas Abogados

Dentro del derecho, los abogados especialistas en resolución de...

5 formas en que un software de logística puede optimizar las rutas y el traslado de personal médico

Las empresas que proveen servicios a domicilio saben que...

El seguro frente a la ocupación ilegal de la vivienda de Línea Directa alcanza ya casi los 100.000 clientes

Cada año se registran unas 15.000 denuncias por ocupación...