domingo, julio 14, 2024

IOTT presenta el láser Amaris 1050 RS como solución de cirugía refractiva

Fecha:

La miopía, astigmatismo, hipermetropía y presbicia, son defectos refractivos del ojo que limitan la vista de los pacientes a la hora de enfocar objetos o imágenes mediante la retina. Si bien son condiciones muy diferentes entre sí, pueden tratarse a través de métodos quirúrgicos que permiten corregir el enfoque visual.

En Barcelona, el Instituto Oftalmológico Tres Torres (IOTT) se ha convertido en una de las principales referencias para este tipo de procedimientos. Este centro especializado cuenta con el láser Amaris 1050 RS, una tecnología que permite realizar la corrección eficaz de la graduación visual de manera segura e indolora.

Tecnología de última generación para mejorar la visión

El láser Amaris 1050 RS de IOTT destaca como una de las principales innovaciones en el ámbito de la medicina ocular en España. Esta tecnología de avanzada se caracteriza por mejorar el control y la eficacia en la realización de la cirugía refractiva para mejorar condiciones de vista reducidas como miopía, astigmatismo, hipermetropía y presbicia. Se trata de un procedimiento seguro e indoloro, que favorece el enfoque visual.

Antes de la intervención, los profesionales aplican anestesia tópica que impide la presencia de molestias durante la intervención. Combinado con un láser de femtosegundo, esta tecnología permite eliminar eficazmente las dioptrías de forma eficiente, por lo que el procedimiento no suele durar más de 3 minutos.

Ventajas de la cirugía refractiva con el láser Amaris 1050 RS

Además de tratarse de una solución innovadora y segura, el láser Amaris 1050 RS ofrece a los pacientes resultados definitivos e inmediatos, logrando moldear la córnea y separar las moléculas de los tejidos para eliminar el problema visual. Asimismo, al ser una cirugía ambulatoria, el paciente puede regresar a su rutina habitual, teniendo en cuenta cuidados específicos como evitar los deportes acuáticos o de contacto durante un mes, no lavarse la cabeza durante el primer día y proteger los ojos de jabones por un tiempo considerable.

En definitiva, el láser Amaris 1050 RS de IOTT supone una revolución para el tratamiento de defectos reactivos, ofreciendo a los pacientes una alternativa novedosa y efectiva para mejorar su visión.    

Comparte

Actualidad

Te puede interesar
Relacionado

Asesoría en las reclamaciones por defectos de construcción de la mano de Giménez-Salinas Abogados

Dentro del derecho, los abogados especialistas en resolución de...

5 formas en que un software de logística puede optimizar las rutas y el traslado de personal médico

Las empresas que proveen servicios a domicilio saben que...

El seguro frente a la ocupación ilegal de la vivienda de Línea Directa alcanza ya casi los 100.000 clientes

Cada año se registran unas 15.000 denuncias por ocupación...