jueves, febrero 22, 2024

El toque crujiente y salado que realza el sabor de los platos

Fecha:

Las escamas de sal marina han revolucionado la escena culinaria, ofreciendo una presentación única y un sabor excepcional a los platos. En lugar de la textura granulada de la sal común, estos delicados cristales piramidales regalan una experiencia sensorial única.

Por su textura fina y crujiente, las escamas de sal marina Bras del Port son un producto de calidad excepcional, con características distintivas que las convierten en un elemento esencial en la cocina, tanto para propuestas de alta cocina como para aportar un matiz diferente en la alimentación de cada día. 

Escamas de sal marina Bras del Port 

Bras del Port, una salina marina centenaria ubicada en el Parque Natural de Las Salinas de Santa Pola, es el punto de origen natural de las escamas de sal marina, donde se combina tradición e innovación. Aquí, en simbiosis con la naturaleza, se producen cristales de sal que no solo son visualmente atractivos, sino que también poseen un valor diferencial notable. Su pureza y riqueza en magnesio estimulan las papilas gustativas, al mismo tiempo que actúan como potenciadores del sabor, lo cual permite reducir la cantidad de sal necesaria para lograr el mismo impacto gustativo. 

La actividad salinera de Bras del Port ha creado, de la mano de la biodiversidad, el viento y el sol, un entorno ecológico de inigualable riqueza. Los recursos naturales intervienen en el proceso productivo, de tal modo que la obtención de sal marina es completamente sostenible, ya que se basa en la evaporación del agua del mar con ayuda del viento y el sol.

Cómo usar las escamas de sal 

Las escamas de sal de Bras del Port son una sal de terminación, destinada a realzar la comida justo antes de servir. Se recomienda romper una pizca con los dedos y espolvorear sobre el plato. La escama se funde lentamente con el calor, de ahí que se añada al final, para poder aportar un sabor y una textura inigualables. Un efecto en el paladar totalmente distinto a la sal común.

La versatilidad que aportan las escamas de sal invita a incorporarla en todo tipo de propuestas culinarias, para convertirlas en platos gourmet con un simple toque final. Desde carnes y pescados a la brasa, asados o parrilla, hasta ensaladas, verduras, huevos fritos, salsas y cremas, e incluso en postres para generar un contraste dulce y salado, las posibilidades son infinitas. Romper las escamas delicadamente con los dedos y añadirlas en la fase de emplatado permite preservar su forma y potenciar el sabor de manera única. 

En la alta cocina, las escamas de sal marina Bras del Port han encontrado su lugar de la mano de chefs estrella Michelin como Susi Díaz del Restaurante La Finca y otros profesionales de renombre, que reconocen la calidad de este producto para elevar la experiencia gastronómica. Siendo más que un condimento, Bras del Port es una expresión de tradición, calidad y excelencia que realza los sabores en cada bocado. 

Comparte

Actualidad

Te puede interesar
Relacionado