viernes, marzo 1, 2024

¿Cómo convertir el aprendizaje de inglés en un hábito?

Fecha:

Todo profesional y estudiante sabe que aprender inglés es necesario para conseguir mejores resultados tanto a nivel personal como académico y laboral. Sin embargo, muchas personas no consiguen desarrollar un hábito sostenible que les permita dominar el idioma en un período de tiempo considerable.

Por tal motivo, es fundamental conocer diferentes estrategias para generar esta rutina paso a paso y aplicarlas con el objetivo de adquirir una habilidad excelente. La empresa International Education Advisor, en este sentido, es conocida por ofrecer asesorías personalizadas a jóvenes y profesionales que buscan estudiar inglés con facilidad y eficacia en el extranjero.

Cómo desarrollar un hábito de estudio sostenible para aprender inglés. Y no es comenzando con metas diminutas

Un hábito es cualquier tipo de acción que se realiza de manera constante y se convierte en automático, como por ejemplo cepillarse los dientes todos los días, ver un programa de TV cada sábado por la noche, etc. Las palabras claves aquí son constancia y automático, es decir, estos procesos son rutinarios y mecánicos.  

Desarrollar una rutina de estudio resulta necesaria para dominar y volverse competente en cualquier tipo de habilidad, ya que la repetición de actividades hace que cada vez sea más sencillo realizarla.

Por supuesto, crear un hábito sostenible aparece como un proceso que resulta más sencillo si se ejecuta con ciertas estrategias claves. Y naturalmente, se considera que el primer paso sería el de establecer metas específicas y alcanzables. Y esta falsa creencia es la que guía a la mayoría de las personas a concentrarse en los resultados que quiere conseguir. En este caso “quiero aprender a hablar inglés”. 

De acuerdo a investigaciones en formación de hábitos, existen 2 tipos de hábitos. Unos hábitos están basados en lograr objetivos inmediatos y otros hábitos están basados en formar o reforzar una identidad específica. Tradicionalmente, se ha aprendido a enfocarse en la creación de hábitos buscando la consecución de objetivos inmediatos.

Cuando se reafirma “quiero aprender inglés” se está hablando de un hábito de resultados inmediatos. Y es cuando una persona se convence de ir a clase de inglés 2 veces por semana a principio de año. Y, pues, bueno ya se saben los resultados. No ha llegado marzo y ya se ha comenzado a faltar a las clases. 

Lo importante aquí es comenzar con crear hábitos basados en la identidad que se quiere formar. Y para ello se tiene que cambiar la creencia que hay debajo del comportamiento. Siguiendo con el ejemplo de aprender inglés, el objetivo no es inscribirse en un curso para aprender inglés 2 veces por semana, el objetivo es convertirse en una persona que practica inglés constantemente porque quiere ser un profesional bilingüe con más oportunidades en su vida personal y profesional. 

Existe una gran diferencia en decir “soy el tipo de persona que quiere aprender inglés” a decir “soy el tipo de persona que es un comunicador global y por eso practico inglés diariamente”. O como lo diría James Clear, el autor de Hábitos Atómicos, “una cosa es decir soy el tipo de persona que quiere esto; otra muy distinta es poder decir soy el tipo de persona que es esto”

Una vez que se está claro en que el enfoque debe ser en la persona en la que se quiere convertir, entonces se comienza a pensar en establecer metas específicas y alcanzables en un tiempo determinado para evitar abrumar la mente con objetivos lejanos y prácticas muy intensas. 

Otra táctica es la de estudiar en espacios productivos, preferiblemente en lugares confortables, prácticos, o que puedan fomentar la creatividad.

Al mismo tiempo, es importante practicar la repetición de las actividades aún en momentos de poca motivación y de tiempo corto. Para esto, es fundamental ir a un ritmo propio, no olvidar la importancia de continuar y respetar el cumplimiento de las metas trazadas.

¿Cómo aprender inglés con mayor facilidad?

Aprender inglés con mejores prácticas permite a estudiantes y profesionales desarrollar un hábito de identidad sostenible con mayor facilidad en el nuevo año. Una de estas prácticas es dedicar al menos un pequeño tiempo de estudio todos los días. Esta acción puede implicar únicamente 10 a 20 minutos de aprendizaje con cursos, clases privadas y/o herramientas en línea. De esta manera, se refuerza la identidad de que se es el tipo de persona que practica inglés diariamente. 

Actualmente, las herramientas online comprenden otra forma eficaz, fácil e interactiva de instruirse en inglés. La razón de esto es que facilitan una formación doméstica con imágenes, audios, vídeos y juegos atractivos y dinámicos que esconden estrategias de aprendizaje únicas.

Involucrar el idioma en las actividades diarias es otra manera de desarrollar el hábito de instrucción y dominarlo en poco tiempo. Por ejemplo, cambiar a inglés la opción idiomática del teléfono, usar expresiones comunes en ciertas situaciones del día a día, tener una conversación casual con un nativo por redes sociales, etcétera.

Pero, sin duda alguna, una de las mejores maneras de hacer del inglés un hábito es estudiar en un país anglosajón. Estar en ese ambiente inmersivo te convierte en esa persona que habla inglés diariamente. International Education Advisor ayuda a sus estudiantes a aprender inglés en poco tiempo, a desarrollar esta habilidad en el extranjero y crear un futuro lleno de oportunidades. Para lograrlo, la empresa ofrece guías, asesoramientos personalizados, cursos académicos, campamentos de verano y programas exclusivos.

Comparte

Actualidad

Te puede interesar
Relacionado

El grupo Septeo consolida su posicionamiento estratégico en el sector hospitality tras adquirir ACIGrup

El vertical especializado en soluciones de software para la...

Juegos de mesa familiares, mucho más que para la familia

Cuando se habla de juegos de mesa familiares, habitualmente...

El Río San Lorenzo en Canadá; en el corazón del invierno boreal

En lo que es una primicia mundial para un...