Una gran cantidad de tratamientos de belleza utilizan el bótox. Es una neurotoxina producida a partir del botulismo, una enfermedad causada por una bacteria que provoca parálisis musculares. Esta es la capacidad que se aprovecha en procedimientos estéticos y médicos para corregir arrugas de expresión, así se ha visto en artículos de actualidad.

Es común encontrar el bótox en diferentes tratamientos faciales, con la misión de disimular o eliminar las arrugas y aquellos daños que con el paso del tiempo se van generando en la piel. Estos efectos se eliminan o disimulan de forma temporal, mientras el producto se encuentra activo en la zona inyectada.

Tratamientos de bótox disponibles en la Clínica Fercasy

Fercasy es una clínica de medicina estética situada en Madrid. Está dirigida por la Dra. Raquel Fernández, quien cuenta con más de 8 años de experiencia en el sector de la medicina estética. Se encarga de ofrecer los mejores tratamientos, en manos de profesionales calificados, para mejorar las partes del cuerpo con las que los pacientes no se encuentran cómodos.

El bótox es uno de los aliados perfectos para prevenir el envejecimiento prematuro y es uno de los tratamientos con mayor demanda en este centro estético. El procedimiento estético con bótox no distingue de edad cronológica, sino biológica y garantiza una duración de entre cuatro y seis meses.

Medidas a tener en cuenta antes de aplicarse bótox

En primer lugar, es imprescindible acudir a profesionales para la realización de los tratamientos de bótox. Es necesario recordar que la mala administración de la toxina puede generar daños graves y afectar negativamente a la salud del paciente.

Por otra parte, es recomendable realizar una entrevista previa para resolver las preguntas correspondientes y brindar al paciente toda la información sobre el producto y la manera en que actúa. Esta fase es vital para una buena práctica.

También es importante asegurarse de que el tratamiento de bótox sea el adecuado en cada caso. Actualmente, existen muchos tratamientos estéticos, adaptables según las necesidades de cada paciente. En este sentido, es fundamental conocer todas las opciones existentes y encontrar la que mejor se ajuste a las necesidades personales. De este modo, se conseguirán los resultados finales deseados.

Los efectos que puede provocar el bótox

Las complicaciones presentadas por la inyección de bótox son raras, transitorias y bastante leves. Estas dependen totalmente del área donde se inyecta y de las dosis utilizadas. Sin embargo, es importante tenerlas en cuenta antes de aplicarse el tratamiento.

El primer efecto que se puede visualizar son los hematomas en la zona donde se inyecta. Esto depende totalmente de cada persona y del tipo de piel que tenga. Antes de realizar cualquier inyección de bótox se suele recomendar la suspensión de la toma de aspirinas o de medicamentos anticoagulantes.

Casos no recomendados para la aplicación de bótox

Las inyecciones de bótox están completamente prohibidas durante el embarazo o la lactancia materna y para pacientes con miastenia gravis. En los tres casos anteriores, la toxina puede generar complicaciones.

Por otra parte, en el caso de pacientes que se estén tomando antibióticos para tratar problemas neurológicos o musculares, es importante que no se administre ningún tipo de inyección de bótox.