La plena inclusión de los jóvenes con discapacidad es un reto que hoy se torna mayúsculo, ante un mercado laboral herido por la COVID-19 y en el que las personas que ya atravesaban dificultades antes de la pandemia se ven especialmente desprotegidas.

Según el reciente informe “Jóvenes con Discapacidad, motor de futuro”, elaborado por la Fundación Adecco y JYSK, sólo uno de cada diez jóvenes con discapacidad tiene empleo y existe un importante desfase en el nivel formativo, que dificulta sus oportunidades profesionales. Así, solo un 1,9% de los jóvenes con discapacidad tiene estudios superiores, frente al 11,9% general.

Precisamente el nivel formativo es un factor decisivo a la hora de garantizar el acceso al mercado laboral y es una conclusión generalizada en todos los países miembros de la UE: a mayor nivel de formación, mayor ocupación y menor desempleo. En este sentido, es significativo cómo entre los jóvenes de nuestro país la carencia formativa se alza como una de las principales causas de desempleo, una circunstancia que, en el caso de las personas con discapacidad, se ve agravada por importantes prejuicios y estereotipos sociales que frenan su acceso al mercado laboral.

“Sin ninguna duda nos encontramos ante una emergencia social y laboral que va a afectar especialmente a los más vulnerables”, comenta Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco.

El reto: no dejar atrás a las personas con discapacidad
Para apoyar la capacitación de las personas con discapacidad y favorecer que no abandonen los estudios por dificultades económicas, la Fundación Adecco va a realizar una inversión en becas de 300.000 euros para el curso 2020-2021. Estas becas van dirigidas a estudiantes de formación superior y a otras personas que quieran mejorar sus competencias lingüísticas y digitales.

Competencias lingüísticas y digitales, trampolín hacia el empleo
Cabe destacar, según el último informe Tecnología y Discapacidad, de la Fundación Adecco y Keysight, cómo un 45% de las personas con discapacidad manifiesta dificultades de accesibilidad, económicas y sociales en el uso de las nuevas tecnologías, un aspecto que dificulta su inclusión social y laboral. “En la era COVID-19 se ha evidenciado la importancia de las nuevas tecnologías como factor de inclusión. Es por ello que la ausencia de competencias digitales deja fuera del mercado a los profesionales, y consideramos fundamental contribuir a que las personas con discapacidad no se queden atrás”- afirma Mesonero.

Esta es una de las grandes novedades que presentan en esta III Edición de las becas Fundación Adecco ya que, como indica Mesonero: “las competencias lingüísticas y digitales son dos grandes pilares para acceder al mercado laboral del siglo XXI y en los que sigue habiendo un importante desfase entre las personas con y sin discapacidad, La capacitación es un factor decisivo para que puedan encontrar su lugar en un mercado más competitivo que nunca, y que hoy se ve resentido por la crisis económica de la COVID-19”.

La modalidad de becas de competencias lingüísticas y digitales está abierta a cualquier persona con discapacidad en edad laboral.

Apoyar la formación cualificada de los jóvenes con discapacidad
Por otro lado, se están activando todas las alarmas al registrar, tras la pandemia, un 39% de jóvenes en desempleo. Asimismo, las personas con discapacidad están infrarrepresentadas en la universidad: solo el 1,5% de los estudiantes tiene discapacidad.

Por este motivo, se apoyará a jóvenes con discapacidad entre 16 y 30 años, que estén realizando estudios superiores. “Queremos hacer frente a estas cifras, las más elevadas de desempleo juvenil de toda la OCDE y, al mismo tiempo, incentivar la formación superior de las personas con discapacidad, reduciendo la brecha formativa. Apoyarles en su formación tendrá un impacto directo en el acceso al empleo y en la normalización de las personas con discapacidad en el mercado laboral”- destaca Mesonero.

La formación para dar respuesta a la #EmergenciaPorElEmpleo
Esta convocatoria se enmarca en el proyecto #EmpleoParaTodos, que la Fundación Adecco lleva a cabo junto a más de 400 empresas comprometidas con la inclusión laboral de personas con discapacidad.

El objetivo es promover la formación cualificada de los jóvenes con discapacidad para que en un futuro puedan acceder al mercado laboral de manera normalizada y en igualdad de condiciones.

Esta edición adquiere especial relevancia al encontrarnos en una situación de emergencia social y laboral que va a hacer que muchas familias se encuentren con situaciones de gran dificultad. “Estamos en una situación de emergencia social y laboral y desde la Fundación Adecco creemos que ahora nuestra misión adquiere una importancia crítica para las personas más vulnerables de nuestra sociedad” concluye Mesonero.

En la edición de 2019 hubo un total de 920 solicitudes y entregaron 244 becas con una dotación hasta 4.000 euros.

Las becas se pueden solicitar desde el 10 de septiembre y hasta el 15 de octubre en la web de la Fundación Adecco (www.fundacionadecco.org), siendo necesario contar con el certificado de discapacidad.

Sobre Fundación Adecco
Constituida en julio de 1999, la Fundación Adecco es fruto de la Responsabilidad Social Corporativa que asume el Grupo Adecco como líder mundial en la gestión de los Recursos humanos. Su principal objetivo es la inserción en el mercado laboral de aquellas personas que, por sus características personales, encuentran más dificultades a la hora de encontrar un puesto de trabajo.

– Personas con discapacidad

– Mayores de 45 años parados de larga duración

– Mujeres con responsabilidades familiares no compartidas o víctimas de violencia de género

– Otros grupos en riesgo de exclusión social