Cuando se acude a realizar una prueba médica, el paciente suele querer obtener los resultados lo antes posible. A veces, hay una demora en conseguirlos, y otras tantas veces hay muchos problemas para acceder a esos resultados.

Según Miguel Cabrer, fundador y CIO de Idonia, “hay un estudio que habla de que el 85% de los pacientes quieren acceder a su imagen, además de al informe”. Normalmente las pruebas médicas suelen entregarse en formato CD, pero Idonia ofrece un sistema de almacenamiento y visualización en la nube.

“El objetivo es dejar de usar el CD, que ya está obsoleto. Nuestro sistema intenta solucionar un problema que el paciente vive en el día a día. No solo nos referimos al paciente digital, cualquier paciente puede tener acceso a este tipo de aplicación sin necesidad de usar un CD” comenta el experto. A esto añade que “se están planteando nuevos escenarios como portales de acceso al médico, segunda opinión, turismo médico, consultas online… Y todo eso requiere que la información esté accesible y disponible”.

Ahorro en tiempo y costes Miguel Cabrer afirma que “el ahorro en lo que se refiere al cambio del uso del CD por un sistema de almacenamiento en la nube, puede ser de más de 200.000 euros. En la web tenemos una calculadora del ahorro de costes. Puedes ahorrar tanto en tiempo, como en costes en CD, la máquina estampadora que conlleva también un mantenimiento, el tiempo del proceso de entrega también es costoso, etc. Con Idonia la entrega es instantánea, por tanto en cuestión de segundos el paciente tiene acceso”, explica.

También hace alusión a la satisfacción del paciente como un elemento esencial. “El paciente que se va con la prueba y luego se la puede descargar o compartirla con otro médico de referencia para una segunda opinión o para lo que sea. Valoran mucho que eso sea tan inmediato”, puntualiza.

Para que se entienda claramente el funcionamiento de este sistema “por ejemplo, un ginecólogo hace una ecografía e inmediatamente puede entregar al paciente una tarjeta con una URL y un PIN para acceder a esa prueba. Ahorra tiempo y ahorra dinero, porque no hay elementos físicos que entregar (CD, USB, etc.)”.