Es muy probable que alguna vez muchas personas, ante un profesional de la salud, no hayan entendido demasiado bien la explicación al problema que están tratando. “Muchas veces a los profesionales de la medicina les cuesta el poder ser divulgativos, transmitir sus conocimientos expertos a personas que no lo son”, señala Diego Artola, copywriter de marca personal.

“Un copywriter es un redactor especializado en ventas. Te va a ayudar a vender y para ello hay que conectar con esa otra persona, que en este caso serían los pacientes. Los copywriters pueden ayudar a acercar el paciente al profesional de la salud”, comenta Diego Artola. Por este motivo, es importante tenerlo presente en el mundo de la medicina, puesto que va a servir a los profesionales a posicionarse de forma más cercana a sus pacientes.

Pautas para mejorar los textos de una webEn la actualidad tener presencia en internet por parte de los profesionales de la salud es básico. La transformación digital es el presente, como se hablará en el próximo Congreso Virtual Transforma Tu Consulta, del que Diego Artola formará parte. Por ello, es esencial conocer estos pilares para la redacción de los textos de una página web:

Hacerlo para que lo entienda el cliente final, sea quien sea. Para comprobarlo es muy sencillo. Redactar el texto y pasarlo a una persona que no sea del entorno y ver cómo reacciona.

Reforzar la autoridad. Para ello habría que incluir en la web pruebas de valor, testimonios, estudios, años de experiencia, etc. Esto da confianza a la gente.

Conseguir testimonios y procurar conseguir el máximo. En medicina puede ser difícil sacar testimonios por el tema de los datos privados, pero es cuestión de establecer un sistema que lo permita.

¿Aprender copywriting o contratar a un experto?Una duda que puede surgir es si lanzarse a formarse en temas de redacción para la web, o directamente contratar a alguien. “El copywriting es una redacción muy especializada y hablando de medicina es difícil llegar a un nivel bueno. Esto hay que tenerlo en cuenta y no solo es formación, si no también tener mucha práctica”, indica Diego, quien aconseja contratar a un profesional “porque de esa forma nos garantizamos un resultado óptimo de los textos”, sostiene.