Isabel Cerdà es la fundadora de Dkary (www.dkary.com) y es diseñadora de pulseras de cristal japonés Miyuki. Un arte que sólo se puede fabricar artesanalmente, cristal a cristal e invirtiendo gran cantidad de tiempo. Hoy en día dirige 3 centros de grupos de trabajo de mujeres en riesgo de exclusión en India, Etiopía y Perú que son las encargadas de producir todas las colecciones de Dkary.

En Noviembre de 2016 la fundadora de Dkary se embarcó hacia Lalibela en Etiopía con una maleta llena de cristales Miyuki y cientos de diseños de en el portátil. El objetivo era crear un grupo de trabajo de mujeres en riesgo de exclusión para ayudarlas a cubrir las necesidades básicas de educación, comida, etc. Así comienza la historia de la marca y de sus mujeres artesanas de cristales

Con el producto creado, se llevó a cabo la presentación en Madrid con resultados tan buenos que el grupo inicial de 20 mujeres no era suficiente para cubrir la elevada demanda de las joyas que la gente quería comprar. Por este motivo Isabel buscó un segundo lugar en el que poder aumentar la producción.

Así nace el segundo grupo de trabajo de Dkary en India y posteriormente se da el salto a Perú. En total hoy en día cuenta con más de 30 mujeres produciendo las pulseras solidarias de la marca. Este trabajo no sólo les permite acceso a un sueldo sino a un trabajo estable.

“Las pulseras de cristal Miyuki por su realización manual y artesanal precisan de muchas horas, por lo que su confección en España no sería posible, pero esta misma pulsera, siempre realizadas con los parámetros del mercado justo y responsabilidad social, dan una esperanza de vida a mujeres que no cuentan con ella, y ésa es la mayor satisfacción que personalmente me produce este proyecto”, afirma Isabel.

El nombre inicial de la marca era DAKARY , en africano significa felicidad. Transcurridos 6 meses después de registrar la marca, el Paris Dakar puso oposición y se cambió a DKARY.