Hoy en día, vivimos en una sociedad donde los puntos de vistas e ideales son cada vez más defendidos, en este sentido, es crucial saber cómo abordar una defensa de manera respetuosa y precisa. 

Muchas personas cometen el error de ser muy buenos dando su punto de vista o convenciendo a alguien, sin embargo, cuando se trata de una discusión entre dos personas con puntos de vistas diferentes, no saben cómo abordar la situación, desencadenando así más problemas. 

¿Por qué debo conocer cómo influye el lenguaje no verbal en una discusión? 

Conocer cómo influye el lenguaje no verbal en una discusión es importante no solo porque de este modo puedes estar preparado para afrontar cualquier debate, sino que, además, podrás tener cuidado de tu lenguaje corporal para evitar malestares en los receptores. 

Hoy en día, asesorías como Una vida feliz hacen que conocer cómo persuadir a alguien sea posible. Lo mejor de todo es que también te muestran cuales son los comportamientos o posturas que debes evitar para que la discusión sea de manera amena sin tener que recurrir a los gritos o a un lenguaje corporal incómodo para todos. 

Cuando eres una persona que constantemente debe estar sometida a debates es importante saber cómo actuar ante estas. Es decir, cómo exponer tu punto de vista, aceptar opiniones y por supuesto, cómo manejar una discusión cuando hay un choque de ideales.

Es importante saber que no siempre se tiene la razón cuando se defiende un punto de vista, en este sentido, debes evitar ponerte a la defensiva cuando se está ejecutando un debate entre dos o más personas. 

Cada vez es más común el desconocimiento acerca de cómo influye el lenguaje no verbal en una discusión, y es que si, pese a ser una conversación a través del lenguaje verbal, hay otros factores que deben ser tomados en cuenta, como el lenguaje corporal y la entonación del discurso. 

¿Qué debo evitar hacer en una discusión? 

Teniendo en cuenta aspectos como buen léxico, orden de ideas y buenas técnicas de convencimiento, también debes conocer cuáles son los gestos que debes evitar hacer durante una discusión, estés ganando o no. 

No levantes el tono de voz para interrumpir al receptor 

Además de ser una falta de respeto, levantar la voz para interrumpir a la otra persona presente en la discusión puede hacer creer que no tienes fundamentos coherentes para defender tu punto de vista. La conocida frase “el ignorante grita y el sabio calla” se aplica bastante en las discusiones, pues, mientras más grites, menor receptividad obtendrás. 

Mofar a tu receptor  

Aunque la técnica del espejo es algo muy común en las maneras de convencer a alguien, debes cuidar que no parezca una mofa para tu adversario. La técnica del espejo consiste básicamente en imitar de manera sutil las actitudes de tu oponente, de este modo, puedes parecer más relajado y estar de acuerdo con la otra persona, aun cuando no sea así. 

No hacer contacto visual  

El contacto visual es lo primordial en una discusión, de este modo no solo muestras una señal de compromiso con el tema que estás manejando, sino que, además, puedes intimidar a la otra persona de manera sutil sin tener que siquiera mover un dedo. 

Hacer gestos con las manos 

Mover las manos de manera desenfrenada o pasarlas por el rostro constantemente pueden ser señal de nerviosismo o prepotencia. Si estás escuchando un punto de vista diferente al tuyo, adopta una postura calmada y receptiva.